Otra información de interés
  • El Gas Licuado del Petróleo o Autogás, como se denomina en el sector automoción, es una mezcla de propano (C3H8) y de butano (C4H10) que se encuentra en estado gaseoso pero que a una determinada presión (7 bares) se transforma en líquido.
  • En la mayoría de los casos, un vehículo existente que funciona con gasolina se convierte para funcionar con autogás mediante la instalación de un sistema separado, de manera que el vehículo puede cambiar entre ambos carburantes. Este equipo se puede instalar en el momento en que el coche se está fabricando o instalarse después (retrofitting). Este equipo incluye elementos como una centralita, unos inyectores específicos y la correspondiente boca de carga para rellenar el depósito de autogás en el surtidor.
  • Hay cuatro tipos principales de sistemas de autogás hoy en día: un sistema convertidor-mezcladores convencional (el más extendido) y tres sistemas de inyección de combustible: Inyección multipunto fase gas, inyección multipunto fase líquida e inyección directa. Para vehículos pesados se está desarrollando la tecnología Dual Fuel.

 

 

Más información: Asociación de Operadores de GLP ( AOGLP).